Esta es de gratis

Otro día ahogado en ocio

No por falta de exigencias

Mas bien, exceso en complacencia

Y la indulgencia de los hábitos

Que del tiempo han de olvidar

El existir pasivamente

Me parece de opción la más decente

Hasta que las sombras de la tarde

Crecen en su austeridad

Me reprochan severamente

Después de todo, infaliblemente:

“Cabrona, ¿tú no sabes que vivimos en una sociedad?”

Y por más que mi ego este vestido

De payaso nihilista

De intelectual absurdista

Soy igual que los demás

Ninguna filosofía me protege

Del gran peso familiar

De la angustia y autodesprecio

Que me hacen tropezar

Y caer por vez infinitésima

En un hoyo existencial

Del cual me arrastro depresiva

Entumecida, hecha de cal…

El maltrato propio continúa hasta que consigo amasar el hastío suficiente para lidiar con la situación. En mi limitada experiencia, no existe mejor sentido de redención que el que produce un buen desquite escrito. Por eso, esto. Colorín colorado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: